Buscar
  • RELACOF

Darle un lugar a Papá

Por Laura Coy Molina. Psicóloga. Miembro de RELACOF

Hay momentos en la vida, en los que nuestro mayor deseo es tener un vínculo profundo con nuestro padre, pues el hecho de no haberlo tenido de la manera en la que lo anhelabamos puede ser generador de emociones como tristeza, rabia, impotencia, desolación, entre muchas otras, que de alguna manera interfieren en los demás vínculos de nuestra vida.


A pesar de ese deseo profundo de vincularnos con nuestro padre y de darle un lugar en nuestras vidas, a veces se puede tornar contradictorio, pues aparece un sentimiento de rechazo, que puede ser transferido por nuestra madre y que depende en gran medida del vínculo que ellos han tenido o tuvieron como pareja.


En ocasiones, nuestra madre carga con emociones hacia nuestro padre y desde su inconsciente nos envía esas señales, las cuales son asumidas por nuestro amor infantil hacia ella y en esa medida nos alejamos del padre, creyendo que así estaremos mejor, y seremos más amados por mamá, evitándole así cualquier sufrimiento. Esto quiere decir que nuestra imagen de él, está marcada por lo hemos visto en nuestra madre y esto afecta indiscutiblemente la forma en la que nos vinculamos con él.


Muchas veces podemos reaccionar con indiferencia o rechazo, incluso podemos llegar a sentir que nuestra vida está mejor sin él, pero en nuestro interior y a menudo a nivel inconsciente sentimos un vacío, nos sentamos a medias y sentimos esa necesidad de estar con él, ese estar con papá, no solo es manifestado desde la presencia sino que tiene que ver con el hecho de darle un lugar, de sentirlo en nuestro corazón, de tomar su fuerza para así tomar la vida por completo.


Negar a nuestro padre es tomar a medias nuestra vida, y eso nos lleva a caminar cojeando, como si nos hiciera falta una mitad para sentirnos completos y es que así como la madre, el padre tiene un papel fundamental en la vida de todo ser humano, pues es gracias a ambos que llegamos a la vida, cada uno aportó un 50% para hacerlo realidad y es importante reconocerlo y darle un lugar.


¿Qué es darle un lugar a papá? es reconocer su parte para la manifestación de nuestra existencia, es reconocer su historia de vida, su fuerza, sus luces y también sus sombras, pues todo eso hace parte de lo que somos ahora. Darle un lugar a nuestro padre es reconocer su camino, sus decisiones, y todo lo que nos ha dado, es sentir que él hace parte de nuestra vida independiente de si estuvo presente o no, pues sin duda dio todo lo que pudo, desde su propia historia.


Darle un lugar a nuestro padre es reconocer que gracias sus acciones somos quienes somos hoy, si fue un padre presente abrazalo en tu corazón agradece lo que hizo por ti, si fue un padre ausente, agradécele lo que hizo por ti y dale un lugar en tu corazón, reconociendo que lo más grande que hizo fue amar a tu madre para que juntos te dieran la vida.


Recuerda que tus padres son perfectos para ti, son justo como los necesitabas para crecer y evolucionar. Gracias a sus actitudes, a sus formas de ser y al vínculo que generas con ellos, tú has logrado convertirte en el ser que eres hoy.

91 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo