Del miedo al amor

Por Luz Betancur Posada, Psicóloga, miembro de RELACOF.


¿Existe el miedo al amor? Escuchamos con frecuencia: “tengo miedo a no ser correspondida”, “a que me hagan daño”, “que me traicionen”, “tengo miedo al amor” … Estas son creencias que están muy arraigadas en nuestra mente y se vuelven las conductoras de nuestro presente.

TODA CREENCIA ES PASADO. Y al vivir a través de creencias que son pasado, me voy perdiendo de lo único real que tengo: ESTE PRESENTE.


¿Existe el miedo al amor?

¡Somos el amor!, vivir con miedo al amor sería como rechazar el ser que somos, rechazar nuestra esencia, desconocer la fuente Divina de la que procedemos. ¿Y que es entonces el amor? Si nos damos cuenta hemos aprendido a definir el amor a través de características, sentir miedo del amor es difícil de entender puesto que aun nos cuesta definir lo que es en verdad el amor.


¿De que se trata entonces el Amor?

El amor es energía pura y natural, imaginémonos que el amor es el cimiento donde todo se sostiene, todo, hasta la vida misma. Cuando decimos que le tenemos miedo al amor, estamos en realidad afirmando que tenemos miedo a Vivir. Un ejemplo claro del miedo a vivir es la desconexión que tenemos con nuestra propia respiración.


Eso que llamamos miedo al amor no es otra cosa que resistencia a la vida, nos rebelamos a que todas las expectativas que nos hacemos de las personas y de lo que hemos llamado amor no se cumplan. Tenemos miedo porque nuestro ego no quiere sentir que pierde, no desea salirse de su zona de confort.

Cuando éramos niñ@s nuestro ego aprendió a creer que el amor se compra, a competir por el amor, a cerrarse ante el amor, a tenerle miedo a que nos amen o a amar a otr@s; el ego concluyó que el amor defrauda. A partir de todo esto, creamos infinitas imágenes mentales que fueron alimentando nuestro miedo a vivir el amor que somos. Y henos aquí cerrad@s al amor. Nos separamos del ser que somos, por lo que nos sumergimos con mucha frecuencia en estados de sufrimiento que nos dejan como resultado, desilusión del amor. Por eso me atrevo a afirmar que el miedo es al olvido del ser que somos.


A partir de toda esta creación del ego nos pasamos gran parte de la vida culpando a nuestros padres, diciéndoles que todos nuestros problemas en el amor surgen de su falta de amor, entre ello, o de ellos hacia nosotr@s . Culpamos a nuestro linaje femenino diciendo que todas las mujeres de mi clan son “desgraciadas en el amor”, Culpamos a nuestro linaje masculino, por abandonadores y ausentes. Terminamos culpando a todo nuestro sistema Familiar porque la infidelidad, la traición y el amor me fueron heredadas de allí. Y seguimos culpando de nuestro miedo a vivir a todo y todos los que se atraviesan en nuestro camino; podremos hacer terapias desesperadamente queriendo “cortar” la maldición y quitarnos de encima el lastre del desamor. Pero esto alimentará mas el miedo pues la cualidad que alimenta el miedo es la culpa. Al ego le encanta buscar culpables para no avanzar.


Las Constelaciones familiares no son una terapia para culpar a nadie, para señalar o enjuiciar a un miembro de nuestro sistema familiar. En una Constelación familiar no nos vamos “a quitar de encima” el miedo que tenemos de vivir.

En Constelaciones Familiares volvemos a recordar el Amor del que procedemos, el amor que en esencia somos. Y cuando recordamos, podremos decidir soltar el miedo a vivir.


Las Constelaciones Familiares son un camino para recordar quienes somos, aclarar cual es el lugar de amor que me pertenece y donde fue ese lugar que el Alma eligió estar para aprender y sanar. Constelar es para Ordenarnos en el amor para dejar de sentir miedo de vivir.


NO constelamos para ordenar a nadie, creer que vamos a constelar para cambiar el rumbo de la familia es estar movidas por el miedo y la culpa. Hacer cosas para cambiar a otros son ideas erróneas que a veces escuchamos y constelar no es esto. Todo lo contrario, en constelaciones familiares venimos a honrar el amor que somos, a honrar el amor de donde procedemos, venimos a aprender a soltarnos con amor para avanzar en el camino, venimos a conocer el respeto y la humildad que nos permite crecer.


En constelaciones Familiares nos damos cuenta que el camino de la Reconciliación es uno de los regalos mas auténticos que nos podemos brindar. Soltar el miedo a vivir y entregarnos a vivir en amor es posible, comienza por tomar la decisión de emprender con humildad y decisión este viaje de Recordar quienes somos.

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo