Buscar
  • RELACOF

ECOPSICOLOGÍA SISTÉMICA. Para que volvamos a ser uno con el todo”

Escrito por Francisco José Restrepo Mesa, Psicólogo, miembro de RELACOF



Lo espiritual: un camino de transformación.

Se ha recorrido una parte de la historia de la existencia que es la que fundamenta este trabajo de hoy. Un camino de búsqueda de uno mismo en el otro, y con el “todo.” Un evolucionar, un transcurrir de luchas y batallas del alma, de aprendizajes y sentido de la vida. Igualmente, se ha vivido la frustración y el desánimo frente a la existencia.


Con estas líneas, quiero mostrar la preocupación por aquel que sufre, que es excluido, que no ha tenido las mismas oportunidades que yo…económicas, educativas, laborales, de cariño, de estabilidad emocional, vitales en general… Una responsabilidad asumida, para contribuir desde mi posición a que ese grupo de personas que me he encontrado en el camino se asuman y puedan asentir su dolor y logren hacerse responsables de sí mismos y su destino.


Tanto mis expectativas como mis amigos de la trascendencia, maestros del ser, me han llevado a poner la vista en otro foco distinto, a cambiar la mirada, y a cambiar el enfoque. Después de más de 18 años de trabajar en lo social, me di cuenta, por fortuna, que la verdadera evolución, aquella que puede transformar el destino de cada ser humano, para después el de su comunidad y después el de la historia, está en uno mismo: “Es el amor y el orden por el todo”.


Situación que me permite hoy vibrar en el amor y dejar fluir las situaciones tal cual, es así como mis creencias y racionalizaciones entonces comienzan a desvanecerse, las señales existenciales llegaron para mí.


Es claro que nos encontramos en un momento de la vida donde los cambios sociales y culturales nos llevan a creer que todo es rápido y para el consumo del momento. Sin embargo, algunos seres hemos decido emprender un camino de reencuentro de sí mismo y con el “Todo…..” y no es una tarea fácil, pero ese acercamiento lleva a cambios profundos y de una consciencia no solo individual sino, colectiva. Es una oportunidad, el poder utilizar lo esencial de lo que somos, de nuestra naturaleza, que solo espera ser conectada a nuestro YO.


Hasta el momento se ha venido con una mentalidad científica y consumista, que se queda en lo racional y desconoce otros saberes. “Los médicos profesionales, hijos fieles de la universidad, desprecian las prácticas que llevan a tener una consciencia de sí mismo, que enriquece el sentir y trasciende lo meramente físico; Según ellos la medicina es una ciencia. Quisieran llegar a encontrar el remedio ideal, preciso, para cada enfermedad, tratando de no diferenciarse los unos de los otros. Desean que la medicina sea una, oficial, sin improvisaciones y aplicada a pacientes a los que se les trata sólo como cuerpos. Ninguno se propone curar el alma. Por el contrario, para los curanderos la medicina es un arte.”(Alejandro Jodorowsky, Psicomagia).


Por eso con esta visión sistémica y existencial se pretende rescatar posturas y metodologías ancestrales y psicológicas, con el fin, de permitir al ser encontrarse consigo mismo y con los otros, para reconciliarse con el “TODO”. Es más fácil al inconsciente comprender el lenguaje simbólico y onírico que el lenguaje racional. Desde cierto punto de vista, las enfermedades son sueños, señales y mensajes que revelan problemas no resueltos. Los curanderos, con una gran creatividad, desarrollan técnicas personales, ceremonias, hechizos, extrañas medicinas tales como lavativas de café con leche, infusiones de tornillos oxidados, compresas de puré de papas, píldoras de excremento animal o huevos de polilla. Algunos tienen más imaginación o talento que otros, pero todos, si se les consulta con fe, son útiles. Hablan al ser primitivo, supersticioso, que cada ciudadano lleva dentro.” (Alejandro Jodorowsky, Psicomagia).


Teniendo en cuenta lo anterior, los postulados de los órdenes del amor de las constelaciones familiares llevan a crear una plataforma ideal, para llevar al ser humano a un equilibrio que permite la unificación y comprensión de los distintos fenómenos ocurridos en lo relacional y sistémico del Universo. También es sabido que desde nuestra existencia esas relaciones interconectadas y de resonancia acompañan al ser con la idea de mantener un equilibrio que favorezca la existencia de todos los seres vivos y no vivos.


Por eso me parece interesante utilizar lo esencial de nuestra naturaleza como acompañante para la sanación e integración de lo que somos. Siempre hemos estado en contacto con la tierra, aunque sea “normal”, hemos encontrado en el fuego las posibilidades de preparación de nuestros alimentos, calentar nuestro cuerpo y acompañar todo tipo de rituales; el agua es la mayoría de nuestro planeta tierra y cuerpo, elemento que también acompaña nuestra alimentación y el aire que sin él todas las posibilidades de respirar y vivir serían imposibles. Estos dadores de vida nos llevan a la evolución del ser, a su desarrollo y relación con todo lo que nos rodea.


54 vistas0 comentarios

Whatsapp +56930240633

©2019 por Red Latinoamericana de Constelaciones Familiares.