Buscar
  • RELACOF

EL PADRE SISTÉMICO

Actualizado: nov 8

Por Francisco Restrepo Mesa, miembro de RELACOF


El padre una figura discutida, ambivalente, ausente y amada en nuestra cultura. También un héroe y protector del hogar.

Para mí desde niño esa figura me mostró la responsabilidad y el ejemplo del hacer en el día a día. Esa persona que con su tranquilidad bajo niveles comprensibles, me hizo ver la dificultad con menos ansiedad.

El padre tiene un significado que yo hoy como padre lo encuentro claro para el imaginario y funcionamiento de lo relacional en el hogar, con los hijos y pareja. Es el límite y proyección en la crianza y es el acompañante de la pareja en lo comunicacional, en los planes y proyectos.

Es importante, este personaje dentro del engranaje del sistema familiar, ya que permite generar la fuerza para enfrentar los retos de lo académico, laboral y proyectos; es la persona que guía y señala mucho de lo existencial.


Bert Hellinger dice: “Los padres siempre acompañan a los hijos, sin importar si están presentes o ausentes”. “Ellos siempre están en los corazones de los hijos”. “El padre nos muestra el mundo”.

El padre entonces, hace parte de ese sistema hermoso y trascendente por el cual se manifiesta la vida, es la semilla que ayuda al proceso por el cual el ser humano comienza a tener un lugar en la existencia.

El masculino padre ha sido juzgado y señalado seguramente por sus actuaciones que van en contra del desarrollo del ser, pero también ha merecido de un lugar especial de la formación y desarrollo de éste.

El padre sistémico ya tiene su lugar, es solo volver a la esencia de ser sol, de coger esa energía no solo para procrear, sino también para acompañar, ejercer límites sanos y responsables en los hijos. El padre lleva consigo la misión de enseñar y brindar fuerza para enfrentar la existencia.

También como padres es importante, que nos demos un lugar en el sistema familiar y reclamarlo si es necesario, es la manera de hacer crecer, valor y fortalecer el hogar.

Estamos en momentos de transformación, de regeneración y autogestión de nuestras posiciones en el mundo, por ende en la familia. Es la oportunidad de dar y tomar lo que hay, para ser mejores padres, ser el ejemplo para que los hijos puedan empoderarse, y construir proyectos de vida conectados a los diferentes macro y microsistemas; Y de esa manera generar seres humanos en convivencia y comunidad.

Gracias gran padre por permitirme la existencia, por acompañarme y estar en mi corazón en todo momento.

Gracias papá porque hasta el día de hoy, sigo teniendo la oportunidad de tú compañía, por valorar lo que soy.

Francisco José Restrepo Mesa

Psicólogo

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo