Buscar
  • RELACOF

REGRESANDO A CASA.


Vivir la vida con Alegría.

Por Luz Betancur. Psicóloga, Miembro del Equipo Fundador de RELACOF.



Conocemos la casa de nuestros padres, porque allí permanecemos gran parte de nuestra vida. Allí aprendemos y vivimos un sin fin de experiencias que nos servirán para salir de casa y construir nuestro propio hogar. Y es que tenemos la tarea de salir de casa de los padres y construir nuestra propia casa, éste es un principio de la vida.


Hay quienes no salen nunca de la casa de sus papas, motivo por el cual van perdiendo poco a poco la alegría de vivir. Pierde la alegría quien se rehúsa a crecer y salir de casa de papá y mamá. También pierde la alegría de vivir quien saliendo de la casa de sus padres lo hace movido por la rabia, continuando con reclamos y con el convencimiento de sentirse mejor y/o superior a mamá y a papá. Una salida con estas emociones y pensamientos desordenados, genera la sensación de estar arrastrando la vida, cansados, agobiados y sin esperanza a cada paso.


Tampoco se trata de huir. Quien huye de la casa de sus padres, en algún momento regresará, su vida se volverá en un ir y venir, en un circulo vicioso imparable que posiblemente traerá enfermedad física y/o mental.


Sentirse alegre por vivir tiene que ver con respetar los ciclos naturales de la vida:

- Nacemos, y durante toda la infancia necesitamos de papá y mamá, estar en su casa es el mejor nicho afectivo con el que podemos contar.

- Al crecer, lo natural, es emprender el vuelo. Llenos de todo lo que quisimos tomar de papá y mamá, partimos a nuestra propia casa, al hogar propio, ese que construimos y calentamos con nuestro propio fuego. Un fuego que nace de sentirnos agradecidos hacia lo que ha sido y hacia lo que es… Este fuego será poderoso y sanador.

- Desde ese sentirnos adultos, habitando nuestro propio hogar, podremos acoger y compartir nuestro fuego con aquellos que lleguen por un tiempo a nuestra casa.


Y es entonces como la alegría es una capacidad natural en cada ser humano, que se activa respetando los órdenes de la vida. Cada ciclo trae consigo lo que necesitamos para llegar a ser el mejor ser humano posible, ese que tod@s deseamos llegar a ser.


55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo